Home / Campañas / URGENTE: EN ARGENTINA 2017 SER CIENTÍFICO ES DELITO

URGENTE: EN ARGENTINA 2017 SER CIENTÍFICO ES DELITO

Denuncia desesperada: no sólo persiguen a políticos opositores, también a científicos

Un reconocido científico argentino ha sido procesado acusado de haber abusado de su autoridad y violado su deber como funcionario público a la hora de inventariar los glaciares patagónicos cuando era director del Instituto Argentino de Nieve, Hielo e Investigación Ambiental (IANIGLA) en Mendoza, y así permitir la contaminación de los mismos por parte de las empresas mineras.

FUENTE:enorsay.com

(Por Sergio Villone) Lo que se escondería detrás de esta maniobra sería avanzar contra la Ley de Glaciares que protege el acceso al agua de millones de argentinos.

El caso ya llegó a medios científicos de renombre, como las revistas especializadas Nature y Science, que esta semana publican que Villalba apeló la acusación del juez Sebastián Casanello el 4 de diciembre, “pero si pierde, el caso irá a juicio. Mientras tanto, el tribunal ordenó a Villalba que permanezca en el país y autorizó la incautación de sus activos por hasta 5 millones de pesos”.

 

El investigador superior del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) ha recibido el apoyo de gran parte de la comunidad científica argentina, que ha salido a denunciar la intención del gobierno de Mauricio Macri de querer seguir beneficiando a las mineras (a las que les sacó las retenciones apenas asumió como presidente) a partir de modificar, desde febrero, la Ley de Glaciares.

“En el inventario uno tiene que definir un piso base de qué va a inventariar. Los glaciares son cuerpos grandes, miles de hectáreas y se decide a empezar a inventariar desde una hectárea. Suiza lo hace desde diez hectáreas, Canadá desde cinco, Francia también cinco, Chile optó por una hectárea. Por limitaciones técnicas no se puede inventariar menos de una hectárea porque vos por imágenes satelitales no podés detectar glaciares de menos de una hectárea. Y ahí viene el cuestionamiento: “Si el IANIGLA hubiera inventariado todos los glaciares, entonces la Barrick Gold no se podría haber instalado”. Entonces como el IANIGLA no hizo bien las cosas, actuó en connivencia con la Barrick y entonces el culpable de los derrames es el IANIGLA”, se defendió Villalba.

Pero también apuntó a la cuestión de fondo: “Me parece sumamente preocupante que se cuestione la calidad de las investigaciones en Argentina, es decir, estamos cuestionando la calidad de los resultados que producen los investigadores y por tanto la labor científica. Cuando los científicos de otros países se enteraron del inventario de glaciares, realizado con estándares internacionales, hemos recibido un importante respaldo por la tarea pionera que se está haciendo en Sudamérica. Por otro lado, hemos recibido comentarios de que posiblemente en febrero del año que viene se comience con un nuevo proyecto de Ley. Entonces uno ve todas estas coincidencias: se cuestiona el inventario, se cuestiona la ley. Y es importante decir que el inventario se renueva permanentemente, se actualiza todo el tiempo, hay un monitoreo permanente. Cada cinco años se realizan modificaciones para ver los cambios en el tiempo”.

 

Y advirtió: “Los recursos naturales en Argentina están protegidos por ley. Pero así como los bosques tienen una Ley de Presupuestos Mínimos, es necesario que los glaciares tengan la suya. El desarrollo y la supervivencia de millones de personas dependen de la regulación de la nieve y del hielo, de los caudales que de los cuerpos de hielo derivan. Si analizamos la provincia de Mendoza, los glaciares representan menos del 1% de la superficie provincial y que puede proveernos el 40% del agua, de nuestros ríos en un momento de sequía, no quedan dudas de que estamos frente a un recurso estratégico. Se de muchos lugares en el mundo en donde los glaciares están siendo destruidos. La provincia de Mendoza, después de Santa Cruz, es la provincia que más glaciares tiene y eso ocupa menos del 1% de la superficie provincial, o sea, que tenemos más del 99% de nuestra superficie para que hagamos otras actividades. No es que la Ley de Glaciares esté impidiendo el desarrollo económico de la provincia sino que la Ley está diciendo “esto es importante, esto es clave, de esto depende la vida de cientos de personas”. Es muy importante que esa Ley se siga manteniendo. Yo creo que no debe cambiar este espíritu estratégico de que es un bien público”.

 

Mira además

algas

EN PLENA TEMPORADA ADVIERTEN SOBRE EL RÍO URUGUAY

La Comisión Administradora del Río Uruguay, el mismo organismo, delegados argentinos incluidos, que autoriza el …

macrimesaftal20-09-17

PAPELERAS: VIENEN POR TODO Y ANUNCIAN “EDUCARÁN A LA CIUDADANÍA LOCAL”

La  fenomenal embestida que estan llevando adelante las multinacionales forestales que han tomado el control …

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *