Home / Boom De La Soja / MONSANTO NO NECESITA A BLACWATER EN ENTRE RÍOS. LO TIENE A DAVICO

MONSANTO NO NECESITA A BLACWATER EN ENTRE RÍOS. LO TIENE A DAVICO

El intendente de Pueblo Belgrano, localidad cercana a Gualeguaychú es una persona con aristas preocupantes en su gestión, la más desstacada hasta ahora era su vinculación nunca del todo aclarada con los empresarios que están construyendo en su distrito el ilegal barrio Náutico Amarras.

La orden rayana en lo paramilitar que acaba de emitir Davico en su caracter de intendente a la guardia urbana de esa localida para que reprima la libre expresión de ciudadanos de su distrito que en uso de sus facultades democráticas estaban manifestando pacíficamente contra los agrotóxico lo aproxima peligrosamente a las actitudes y prepotencia de las dictaduras  militares que han asolado el país.

Monsanto es propietario del mayor ejérccito mercenario del planeta, pero en Pueblo Belgrano no se preocupa en emplearlo porque lo tiene a Davico.

Intendente mandó fuerzas de seguridad para censurar marcha contra agrotóxicos

Se trata de Mauricio Davico de Pueblo Belgrano, un hombre cercano al ministro Rogelio Frigerio, que en plena movilización de vecinos envió a agentes de la Guardia Urbana municipal con la polémica orden de “retirar los carteles” que decían “Basta de Agrotóxicos”. Denunciaron la censura del jefe comunal.

 FUENTE: noticiauno.com

Vecinos de Pueblo Belgrano, una pequeña localidad ubicada a pocos kilómetros de Gualeguaychú, que se sumaron a la movilización que desde hace un mes se viene realizando todos los martes en diversas ciudades de Entre Ríos para exigir a la legislatura provincial que prohíba las fumigaciones con agroquímicos, denunciaron que el intendente de esa localidad, Mauricio Davico, aliado político de Cambiemos y de estrecha relación con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, “censuró la ronda de los martes”, según información enviada a NOTICIAUNO.

Pueblo Belgrano es el municipio donde en febrero se denunció una fumigación ilegal que se estaba haciendo en un campo de 120 hectáreas sembrado de maíz, ubicado cerca de un grupo de viviendas, y que obligó a los pobladores a acudir a la policía cuando el hombre de 37 años que conducía la máquina fumigadora se negó a detener la marcha, pese al viento que soplaba ese día y a no contar con la documentación y habilitación exigidas por la ley provincial.

La fumigadora fue trasladada a la Comisaría Quinta para que el Juzgado de Faltas de Pueblo Belgrano resuelva y el acta de constatación de irregularidades se remitió a la Dirección General de Agricultura de la provincia. Del trámite, nunca se supo más nada.

Este martes, en medio de la movilización que reclamaba el cese de las fumigaciones con agroquímicos, “la Guardia Urbana municipal, por mandato del intendente, vino a pedirnos que descolguemos las banderas” que dicen “Basta de Agrotóxicos”, dijeron a NOTICIAUNO integrantes del grupo que participaron de la marcha exigiendo “que no nos envenenen más porque nos están matando”.

Vecinos de Pueblo Belgrano en la Ronda de los Martes

La polémica orden del intendente Davico de despejar las consignas contra los agrotóxicos llegó luego de que los vecinos pidieran “que el municipio de Pueblo Belgrano sancione una ordenanza que prohíba el uso del glifosato en su ejido”.

 

La Guardia Urbana en la Ronda de los Martes

Decididos a luchar, aseguraron que seguirán manifestándose “cada martes en la curva de Fiorotto, para continuar reclamando una Entre Ríos sin veneno”, y exigieron a Davico que “respete el derecho de los vecinos de expresarse”.

 

Mira además

agricultura-familiar

SE PUEDE CAMBIAR EL MODELO AGROPECUARIO

El debate sobre el modelo productivo basado en agrotóxicos se va profundizando rápidamente a partir …

123

No estamos ebrios, ni somos fundamentalistas. El Estado y el Agronegocio nos envenan.

 FUENTE. http://www.naturalezadederechos.org/Vatoxa/infoalimentos.2018.pdf Los números son fríos, pero con la información previa son determinantes. En el …

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *