Home / Boom De La Soja / LA DOBLE MORAL DE LOS NORUEGOS COMPITE CON LA DE LOS FINLANDESES

LA DOBLE MORAL DE LOS NORUEGOS COMPITE CON LA DE LOS FINLANDESES

Quienes hemos cultivado el mito de las socialdemocracias nórdicas hemos sufrido la decepción de comprobar la doble moral de los escandinavos en su acción en los países del hemisferio sur.

Primero fueron las celulósicas finlandesas y su modelo extractivo neocolonial instalado en el Río de la Plata y ahora los noruegos que crían salmones en confinamiento son denunciados por fomentar y utilizar empresas depredadoras del amazonas y los pueblos originarios que lo habitan.

………………………………….

Para alimentar el salmón noruego criado en jaulas de confinamiento marino, los sojeros brasileños desmontan la selva protegida y explotan trabajo esclavo.

Tres empresas brasileñas que exportan concentrado de soja a Noruega tienen proveedores que han sido denunciados por utilizar trabajo esclavo, por deforestación del amazonas y usurpación de reservas de pueblos originarios de la selva

Por lo menos tres industrias brasileñas que se destacan como las principales exportadoras de soja para Noruega-Caramuru, Imcopa y Seleta- tienen entre sus proveedores a granjeros que fueron flagrados con trabajo esclavo, deforestación ilegal y conflictos de tierra. Los crímenes fueron descubiertos a partir de una investigación realizada por el reportero de Brasil en asociación con la ONG noruega futuro en nuestras manos y Rainforest Foundation .

"width =

Plantación de soja por entre regiones de bosque nativo; las empresas que exportan a Noruega compran el grano de granjeros que ya cometieron crímenes ambientales. (Foto: Pedro Biondi)

Uno de los problemas encontrados es la presencia de proveedores produciendo en áreas embargadas por el Ibama por crímenes ambientales. “Vemos por primera vez que la acuicultura noruega utiliza soja que pueden estar vinculados a la deforestación”, dijo el gerente general de la Rainforest Foundation , Øyvind Eggen, en la presentación de informes sobre la encuesta publicada por el diario noruego Dagbladet.

La investigación también identificó un caso de trabajo esclavo en un proveedor de C.Vale, cooperativa productora de soja que vende para Imcopa, que a su vez produce proteína de soja concentrada para la industria del salmón en Noruega.

En 2012, nueve trabajadores fueron rescatados en una situación análoga a la esclavitud en la Hacienda Alto da Mata, propiedad de Luiz Bononi y ubicada en San José del Río Claro, en Mato Grosso. Bononi suministró soja a la cooperativa C.Vale incluso en el período en que estuvo en la “lista sucia” del trabajo esclavo – documento del Ministerio de Trabajo que enumera a los productores flagrados con el crimen. La lista se utiliza como referencia por varias empresas comprometidas en restringir las relaciones comerciales con los empleadores flagrados utilizando mano de obra esclava.

El granjero Bononi no fue localizado por el reportaje.

Otro problema de C.Vale, según la investigación, es que estaría involucrada en la producción de granos en guaraní y kaiowá tierras en Mato Grosso do Sul. De acuerdo a los indígenas escuchado por Reportero Brasil , la tierra indígena Panambizinho, la cosecha de cereales se realiza por medio de arrendamientos de tierra para personas de fuera de la comunidad – arreglo considerado ilegal por el Ministerio Público Federal. El indígena y activista de derechos humanos Anastasio Peralta, morador de Panambí, dice que el cultivo del grano es el mayor problema actual de la comunidad. Peralta afirma que la soja se ha convertido en el principal cultivo de las tierras de Panambí, y que sólo tres o cuatro familias priorizan la plantación de alimentos.

La aplicación de agrotóxicos en las labranzas locales, dice, ya afecta la calidad del medio ambiente, incluso perjudicando la plantación de las rozas orgánicas tradicionales. Para el indígena, la situación afecta la soberanía alimentaria en la comunidad y alienta el sedentarismo. “Antes el personal plantaba, tenía su rocinha, su alimentación más sana. Hoy, la mayoría sólo arrenda, no cultiva junto. “El plantío destinado a la C.Vale también se daría en granjas reivindicadas como parte de la Tierra Indígena Dorados Amambaipeguá I.

"width =

“Antes el personal plantaba, tenía su rocinha, su alimentación sana. Hoy, la mayoría sólo arrenda “, afirma el indígena y activista de derechos humanos Anastasio Peralta, sobre los impactos del cultivo de la soja en las comunidades Guaraní y Kaiowá. (Foto: Pedro Biondi)

En el caso del flagrante de trabajo esclavo, C.Vale afirmó que “legalmente no corresponde a la cooperativa fiscalizar a terceros sobre el cumplimiento de la legislación en vigor” y que “orienta y ofrece entrenamiento a los asociados sobre las legislaciones que involucran la producción de granos, entre las cuales cuestiones ambientales, laborales y de seguridad en el trabajo “. El Brasil Reportero también envió preguntas a Imcopa acerca de su relación de negocios con la cooperativa y los problemas identificados. La industria, sin embargo, no respondió.

C.Vale afirmó además que “no posee políticas para la comercialización de insumos dentro de áreas indígenas”. Sobre litigios de tierra con grupos indígenas que involucran a cooperados, dice que “no puede interferir en esos conflictos, sea por no estar directamente involucrada, sea por no tener asignación legal para ello”. 

Mira además

URUGUAY: EL FRENTE AMPLIO PREOCUPADO POR REACCIÓN CONTRA EXPROPIACIONES PARA UPM2

Gobierno reconsidera idea de ampliar el embalse de Rincón del Bonete  Autoridades del gobierno pusieron …

EL MAYOR HUMEDAL DE ARGENTINA ARROJADO A LAS FAUCES DE LOS ARROCEROS Y LAS FORESTADORAS

Fue una lucha heroica de todas las instituciones sociales de Corrientes para impedir la destrucción …

Comentá desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *