Home / Campañas / DESPUES DE LA MARCHA AL PUENTE, NUESTRA MIRADA SOBRE LO OCURRIDO

DESPUES DE LA MARCHA AL PUENTE, NUESTRA MIRADA SOBRE LO OCURRIDO

Marcha al Puente

Nos resulta imposible ser objetivos cuando hablamos de las Marchas al Puente.

Nuestros ideales ambientales comenzaron mucho antes de la lucha contra Botnia, pero nuestra Fundación empezó al calor de estas movilizaciones.

Fundavida siempre ha estado en el corazón de la organización de esta demostración masiva de civilidad, humanidad y determinación ciudadana de Gualeguaychú, algunos de nuestros militantes entregan cientos de horas, desvelos, calenturas y recursos para que se concrete este evento, único en el mundo.

Pero sólo es posible por la conmovedora conciencia civil de los habitantes de Gualeguaychú.

No nos cansaremos de emocionarnos frente al espectáculo de miles y miles de ciudadanos comunes, entregando su día de descanso, trasladándose por su cuenta decenas de kilómetros para finalizar caminado varios más, para ponerle el pecho a estos monstruos que se vienen a establecer en nuestra región.

Esto no ha ocurrido nunca en ningún lugar del planeta, es un fenómeno social que no registra antecedentes ni precedentes.

Todos los años se renueva este milagro de la civilidad, el grito de los anónimos ciudadanos comunes que dicen ¡Paren con este modelo!

Hoy queremos aportar algunas reflexiones que implican cierto riesgo al ser enunciadas, pero creemos son necesarias.

Todos los años la marcha presenta circunstancias diferentes por el desarrollo de la lucha, y en su valoración autocrítica está la posibilidad de que no bajemos los brazos, de que renovemos nuestro compromiso.

En Fundavida estamos convencidos que este modelo de apropiación de los recursos y destrucción de la naturaleza no se vino a aplicar solamente en el KM. 94.1 del río Uruguay, vino a la región, a la región sur de la Cuenca del Guarán, al territorio que otrora habitaron los pueblos originarios y luego nosotros, mixturados ciudadanos poliétnicos, de todos los orígenes y razas.

Que aprendimos a reconocer como nuestra Patria, la que llevamos en el corazón y en la médula espinal, este maravilloso rincón del planeta bañado por el Paraguay, el Uruguay, el Paraná y el De la Plata.

A estos monstruos tenemos que enfrentarlos entre todos, no hay ninguna posibilidad de vencerlo aisladamente.

Y que nadie tenga dudas que le hemos puesto un freno.

Desde la lucha que inició Gualeguaychú, hemos logrado parar a Ence, a las pasteras que los políticos entreguistas de Corrientes desean instalar  en esa provincia, al Paraná Medio y también a Garabí, que si ya no está funcionando es porque la región le viene poniendo el pecho y los promotores tienen miedo a la reacción de la gente, si siguen avanzando.

Y esto es algo extraordinario

Tampoco queremos olvidarnos que paramos durante un año y medio al Banco Mundial, y que incluso este monstruo financiero que hace posible estos proyectos de la muerte, para despegarse de la mala imagen que le significó haber financiado Botnia, la obligó a pagar los créditos en un asombrosamente corto tiempo.

En Fundavida estamos convencidos que lo logrado es extraordinario, aunque sabemos que el camino es largo y difícil, del otro lado tenemos el paradigma que ha organizado el mundo en los últimos siglos, no solo una empresa.

Por eso en algunos momentos de la lucha hemos disentido con algunas medidas que se adoptaron, siempre hemos creído que el éxito solo llegará cuando estemos juntos, codo con codo, la gente de los dos lados del río.    Y del norte y del sur del río también.

Solo entre todos podremos vencerlos.

Nunca estas disidencias en el seno de la lucha nos hicieron dejar de ponerle el hombro.

De acuerdo o nó, nuestra Fundación siempre le puso los kilos a la Asamblea y a la Marcha, sabemos que el enemigo no está entre nuestros hermanos, el enemigo está frente a todos nosotros.

Pero no todos entendemos asi las cosas, y pensamos que es el tiempo de hacer una autocrítica para poder renacer y seguir con el espíritu renovado.

Esta vez tuvimos la sorpresa de algunos actores que tomaron, a nuestro criterio, un rumbo peligroso.

No vamos a hablar del oportunismo de algunos políticos porque han sido una constante desde el inicio de la lucha, y aclaramos el oportunismo de algunos, pero también el compromiso incondicional de otros, no somos estúpidos ni ciegos.

Pero algunos compañeros se dejaron entrampar en un camino equivocado: el boicot a la Marcha al Puente.

Y decimos equivocado porque si la Marcha hubiera fracasado hubiera sido una derrota para todos, cortistas y no-cortistas.

Durante los días previos, desde nuestro propio riñón, anónimos pero no por eso desconocidos compañeros intentaron hacerla fracasar por todos los medios.

Insistentes falsos rumores desparramados por nuestras cadenas de mail anunciando que gendarmería tomaría fotografías a los concurrentes para procesarlos.

Falsos mails, de mas falsos aún “estudios jurídicos” anunciando amenazas infundadas y tratando de infundir terror.

Algún medio de prensa que otrora actuaba, aparentemente consustanciado con la causa y este año la utilizó para “facturar” y por lo tanto lucrar con el evento, como si fuera un espectáculo más, del tipo de “bailando por un sueño”, con dolor debemos decir que mostró miseria moral, pues no pudo disimular su intimo deseo por el fracaso de la Marcha Del Puente.

Medios de prensa nacionales que venían aparentemente conmovidos por nuestra determinación y ahora no aparecieron.

Muchos compañeros nuestros, queridos compañeros algunos, de toda las horas que “olvidaron” concurrir, mientras que otros anunciaban con la soberbia de siempre “yo no voy”, apostando al fracaso, como que si ellos no aparecían la historia terminaba.

Pero la historia no termina, la historia empieza todos los días, entre mates con amigos, en la entrada de la escuela, en la cola del cajero, en la lectura de un diario, en la mesa familiar.

Porque ahora todos sabemos contra que luchamos, y en nuestras trincheras no hay lugar para especulaciones, negocios particulares, ferias de vanidades, ni oportunismos mezquinos.

Nuestra trinchera esta formada por nosotros mismos, con nuestras miserias de siempre, pero que cuando nos juntamos contra el enemigo común, nos olvidamos que somos seres de carne y hueso y nos transformamos en titanes.

Ciudadanos comunes, anónimos, sencillos, desinteresados, que maravillosamente cuando nos ponemos espalda contra espalda podemos enfrentar al paradigma que ha gobernado el planeta en estos últimos tres siglos.

Por eso desde FUNDAVIDA celebramos el éxito de la 7ª. Marcha, con gran emoción y les decimos que nuestros militantes ya  están preparando la 8ª  y todas las marchas y acciones que sean necesarias para lograr un mundo donde la naturaleza sea respetada y todos podamos vivir en paz

FUNDAVIDA

Mira además

¿LA ELECTRICIDAD POR LAS NUBES? ¡EL PLANETA AGRADECIDO!

Por supuesto, y lo aclaramos porque nunca falta un comedido que se constituye en agraviado, …

SE REALIZÓ EL CAMPAMENTO SOCIO-SANITARIO EN SAN JOSÉ COLÓN

Asamblea No a los Agrotóxicos en San José y Colón. COMUNICADO: Se realizó el Campamento …

Comentá desde Facebook

2 Comentarios

  1. Excelente el comentario como siempre !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *